Ramón Ramón & Compañia | Gerencia de Campaña
14514
page-template-default,page,page-id-14514,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1.1,qode-theme-ramon ramon,ramon-ramon,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Gerencia de Campaña

Gerencia de Campaña

La parte fundamental del éxito electoral se sitúa en el proceso de planeación estratégica y en el cumplimiento de los objetivos establecidos

La gerencia de campaña es el establecimiento, coordinación y seguimiento de la planeación estratégica e integral, de trabajo y de los procesos, por lo que es necesario coordinar la agenda de comunicación con la agenda política, a través de todos los factores que componen el proceso de la campaña como el manejo del tiempo, investigación de contextos, estrategia digital, gastos, comunicación, trabajo electoral, así como tácticas y objetivos específicos.

 

Desarrollar métodos y estrategias que integren a todos los coordinadores de un equipo específico para desarrollar una planeación efectiva, un esquema de gestión de procesos, determinación de fases, proyección de rutas efectivas, métodos de seguimiento, designación de responsabilidades, objetivos y la toma de decisiones, considerando los elementos cuantitativos y cualitativos del entorno en el que se desea trabajar.

    • Planeación estratégica

    • Creación y dirección de “War Room”

    • Manejo de crisis y respuesta inmediata

    • Capacitación del equipo de campaña

    • Uso de herramientas de Tecnopolítica

Tecnopolítica

La Tecnopolítica es el uso estratégico y táctico de las herramientas tecnológicas para la comunicación y la organización política y ciudadana. La herramienta más eficaz para la comunicación política es la comunidad, aquellos ciudadanos que comparten causas, valores, y se convierten en viralizadores y productores de mensajes.

 

Sirve para que surjan novedosas formas de expresiones y movilizaciones ciudadanas utilizando las redes sociales como parte de la demostración del poder colectivo. Multitud de plataformas canalizan la participación digital o el clickactivismo a través de la recolección de firmas, difusión de causas sociales o la monitorización de lo público. El desafío está en pasar del clickactivismo al activismo ciudadano en tierra.

La tecnología no puede ser el fin, es el medio que permite comunicar y organizar en sociedad